La dieta del limón (baja esos kilos de más)

la dieta del limón
Comparte

La dieta del limón es una excelente ayuda para lograr bajar esos kilitos que tenemos de más y de una manera rápida, gracias a las excelentes propiedades que tiene este magnífico cítrico; pero ojo, no debes alargar esta dieta indefinidamente, pues es una dieta bastante estricta y si la llevas a cabo más tiempo de lo recomendado, podrá provocar que aparezcan distintos trastornos.

Lo que sí puedes hacer después de los 5 días, es seguir consumiendo el limón de una forma moderada.

Como es conocido, el limón es una fruta cítrica con alto contenido de vitamina C; en fruto terapia se le conoce como la fruta de los mil usos, además de todo esto, tiene muy buenas propiedades que son adelgazantes, y por ello la dieta del limón es una de las más populares, puesto que se considera altamente efectiva.

Por medio de esta dieta puedes lograr bajar de peso con mayor rapidez, pero volvemos a insistir que no es una dieta fácil, por el contrario resulta bastante estricta, así que no te pases de los cinco días para que no vayas a tener algún tipo de inconveniente.

El limón es muy popular por tener diferentes contenidos que son adelgazantes; sus propiedades son muy valoradas y conocidas.

Por obvias razones y como su propio nombre lo dice, lo que más debes comer durante estos 5 días que dura la dieta es puro limón, lo que no quiere decir que no puedas comer otras cosas, que irás incorporando de a poco como frutas, verduras y algo de carne.

La dieta del limón, aunque se usa mucho para adelgazar, también se puede hacer con otro propósito que consiste en limpiar y desintoxicar el organismo, éste siempre tiene muchas impurezas que se van acumulando principalmente por algunos alimentos que no son buenos para el cuerpo. Esta dieta se puede realizar dos veces al año.

Así debes hacer la dieta del limón

Lunes

Este será el día más difícil, entonces prepárate psicológicamente, pues podrás combinar con muy poca comida; durante todo el día debes estar bebiendo el jugo de limón disuelto en agua a temperatura ambiente (al clima), si a ti se te hace difícil tomar limón sin dulce puedes endulzarlo con Stevia, nunca con azúcar, tranquilo (a) que cuando llegue el almuerzo ya podrás meterle algo más a tu estómago, come alguna verdura cocida, como espinacas, zanahoria, acelgas o calabaza, no puedes comer papas (patatas) por ningún motivo; haz lo mismo en la cena; para más variedad come en la cena una verdura diferente a la que consumiste en el almuerzo.

Martes

Tanto en el desayuno como en la merienda solo debes hacerte un té con el jugo del limón y si deseas lo puedes endulzar con stevia.

En las horas de la media mañana y cuando llegue la media tarde, cómete un pomelo o una naranja.

Para el almuerzo debes beber dos vasos del jugo de limón diluidos en agua al clima y hazte un plato grande de una ensalada que contenga tomate, zanahoria y berro y complementa con dos rodajas de piña.

Cuando llegue la cena, de nuevo toma dos vasos del zumo del cítrico diluidos en agua al clima, un huevo duro, un poco de arroz integral y una pera.

Miércoles en la dieta del limón

Tanto en el desayuno como en la merienda, de nuevo toma el té con el zumo de limón y endulza con stevia; de media mañana y también de media tarde un pomelo o una naranja; a la hora del almuerzo ya podrás comer algo de carne; dos vasos del jugo de limón disueltos en agua templada, una pechuga de pollo a la plancha (échale limón), un tomate (puedes echarle un poquito de sal y aceite de oliva) y una manzana; y para la cena, dos vasos de jugo de limón disueltos en agua al clima, un poco de puré de calabaza, tomate, lechuga y 10 fresas.

Jueves

Tanto para el desayuno y la merienda sigue los pasos anteriores, al igual que para la media tarde y media mañana; cuando llegue el almuerzo tómate igual los dos vasos, con un pescado a la plancha y échale limón, hazte una ensalada con berenjena y dos rodajas de piña; para la cena de nuevo tómate tus dos vasos de limón, un puré de zanahorias, una pera, unos calabacines y arroz integral, puedes agregar algo de queso.

Viernes

Para el desayuno, la merienda, la media tarde y la media mañana, haz los mismos pasos anteriores; para el momento almuerzo de nuevo tómate tus dos vasos de jugo de limón con agua, una carne de ternera, una ensalada de lechuga, pepino y tomate, come una manzana; y en la cena otra vez tus dos vasos con el zumo, hazte un pollo al horno (debes quitarle la piel), unas rodajas de melón y espinacas.

Puedes consumir el limón disuelto que desees durante el día.

Importante sobre la dieta del limón

Este artículo se hace sólo con un fin meramente informativo, nunca olvides consultar con tu médico o un nutricionista, antes de seguir los consejos expresados en este documento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *